Loading... (0%)

Rafa Osuna, de «Cabreados» a «El último blog»

08 julio 2013

Como él mismo dice en su bio de Twitter, «rechaza imitaciones», una recomendación que debemos tener muy en cuenta pues Rafa Osuna sólo hay uno, ya sea como podcaster, blogger o en formato video: su peculiar sentido del humor impregna cualquier tema del que decida hablar.

Es uno de los indispensables si quieres conocer de cerca la blogosfera hispana.

¿Cómo comenzaste en el mundo de los blogs?

Pues no empecé con un blog tal y como lo conocemos (un conjunto de artículos escritos) sino que mi blog era un mero soporte de mi podcast. Desde noviembre de 2005 empecé a grabar el podcast Cabreados y en el blog ponía el acceso a los audios. Nada más. Luego, con el tiempo, me di cuenta de que le podía sacar mucho más partido al blog y empecé a escribir posts. Ahora mi blog (que en agosto de 2010 cambió de nombre, de «Cabreados» a «El último blog») es todo lo contrario a lo que era al principio: sólo escribo y he dejado de grabar podcasts.

¿Destacarías alguna anécdota que recordaras de tus inicios?

Como os digo, mis principios fueron como podcaster. Recuerdo una vez que hice algo que no le recomiendo a nadie: conseguí engañar a un troll que me estaba fastidiando de todas las maneras posibles y le hice una entrevista por skype que publiqué luego en el podcast. Él iba engañado porque pensaba que me había reconciliado con él y la entrevista era para ensalzar sus “trolleos” pero no fue así. Aproveché para cantarle las cuarenta y publicar luego el audio. La verdad es que me vino muy bien porque me quedé muy a gusto y dejó de fastidiarme desde ese mismo momento.

De todas maneras, ya os digo que no recomiendo eso que hice. Creo que hay que seguir ese dicho de «don’t feed the troll». Vamos, «a los trolls, ni agua».

Aunque decidiste transformar Cabreados en Cabreados Flash, ¿echas de menos el formato de podcast de larga duración?

Lo echo mucho de menos pero soy consciente de que mis obligaciones actuales no me dejan el tiempo libre que necesitaría para volver a grabar esos podcasts largos. Por eso precisamente, por esa falta de tiempo, decidí grabar podcasts más cortos (Cabreados Flash) pero finalmente he dejado de hacerlo ya que he descubierto que no es lo que me gusta. A mí me gusta el formato inicial de Cabreados (podcasts de una hora de duración más o menos). Me gusta tanto que no descarto volver a grabar con ese formato algún día, cuando tenga tiempo para hacerlo con la calidad que se merecen los oyentes. Mientras tanto, tengo aparcada la grabación de los podcasts.

¿Qué te han aportado los blogs, bueno y malo?

Empezaré por lo malo porque es más fácil y rápido: nada.

Y en cuanto a lo bueno, la verdad es que me siento una persona muy afortunada porque gracias a mi blog (y al podcast, y a otros blogs en los que he escrito) he conseguido muchas cosas positivas. La principal, sin ninguna duda, es el haber forjado amistad con muchas personas que de otra manera no habría conocido. He hecho grandes amigos con el blog y eso es algo que no se paga con dinero.

Y luego, en un segundo lugar, estaría el resto: la posibilidad de participar en proyectos muy interesantes, el dar cursos, ser ponente en algunos de los principales eventos del sector, que te inviten a algún que otro blogtrip, participar en libros…

Si no tuvieras un blog, ni existiera la herramienta como tal, ¿qué harías?

Si hay algo fundamental para mí es el hecho de poder comunicarme con la gente. Contar lo que me apetezca, ver qué opinan los demás y, cuando surja, crear conversaciones alrededor de estos contenidos. Todo esto lo puedo hacer hoy gracias al blog (con la ayuda fundamental de las redes sociales) pero si no existiesen los blogs buscaría las alternativas para poder hacer lo mismo: comunicar y conversar. Por lo tanto, usaría mucho más las redes sociales, o, ¿por qué no?, volvería a herramientas «viejunas» tan interesantes como los foros, las listas de correo o el iRC.

¿Qué planes tienes de futuro?

No suelo planear mi futuro. Al menos no lo hago a largo plazo. Prefiero vivir el presente y que éste me sorprenda con oportunidades para llevar a cabo en el futuro cercano. De todas maneras, creo que cada vez más me voy a centrar en un tipo de contenidos que he visto que gustan en el blog: posts sobre marketing online desde el punto de vista «crítico-sarcástico-mordaz-con mala leche». Vamos, que el cuerpo me pide reírme en el blog de aquellas cosas de las que no me puedo reír cuando estoy llevando a cabo un «trabajo serio» para mí o para otros.

¿Lees otros blogs habitualmente?, ¿nos recomiendas alguno?

Estoy suscrito al feed de muchos blogs (unos 200). Evidentemente, no puedo leer todos sus contenidos. Lo que suelo hacer es echarle un vistazo rápido a los títulos de los posts (nunca remarcaremos suficientemente la importancia de titular correctamente). De ahí saco algunas lecturas que me parecen interesantes para ese momento y otras que guardo para leer con más calma más adelante.

Recomendar algún blog es algo complicado cuando sigues tantos y de temáticas tan distintas así que me voy a permitir dar sólo unos pocos nombres de blogs muy diferentes: Naukas (la ciencia al alcance de todos), el blog de Clara Ávila (un blog sobre social media que crece día a día en calidad), 72 kilos (running y humor no están reñidos), Blog de lengua española (fundamental para los que nos preocupamos de no meter mucho la pata cuando escribimos) y el blog de Seth Godin (un blog en inglés con el que aprendes siempre algo con cada post).

¿Dónde podemos leerte, en qué otros blogs escribes?

Me podéis leer y comunicaros conmigo, por supuesto, en mi blog, además de las principales redes sociales, sobre todo en Twitter y Facebook.

He dejado de escribir de manera regular en otros blogs porque, debido a que ando bastante liado en varios proyectos, no quiero comprometerme y luego no poder cumplir con el plan de publicaciones. Lo que sí que hago de vez en cuando es colaborar puntualmente en algún blog cuando me lo piden (sobre todo amigos).