Loading... (0%)

Mujer Sin Blanca Soltera Busca: el blog como terapia

14 marzo 2016
isapi

A veces los blogs se convierten en una vía de escape, en una especie de diario público en el que desahogarse, reflexionar, comentar el día a día… incluso con una pizca de humor. Algo así le ocurre a Isa Pi, que a través de Mujer Sin Blanca Soltera Busca nos va descubriendo cómo es la vida de una treintañera.

¿Cómo comenzaste en el mundo de los blogs? ¿Fue una iniciativa propia u te picó el gusanillo otros blogs?

Fue una vía de escape. Estaba pasando un mal momento en el trabajo con un ERE muy injusto y sin suerte en las entrevistas de trabajo -maldita precariedad laboral- y necesitaba de algún modo desahogarme y notar que no estaba sola en el mundo. A ello se añadió que estaba harta de ser siempre la soltera en todas las bodas y fiestas varias y me pareció interesante también explorar este otro handicap.

El hecho de estar a las puertas de los 30 influyó porque me había creado la falsa expectativa de que a esa edad tendría la deseada estabilidad laboral y amorosa pero no fue así porque soy fruto de la crisis económica y también de valores.

En realidad, el blog es el psiquiatra que se puede permitir una mileurista a la baja como yo. Pero me lancé definitivamente porque mi prima, diseñadora gráfica, se empeñó en diseñarme el blog y las ilustraciones. Siempre le estaré muy agradecida.

¿Cómo definirías tu blog?

Un sitio en el inmenso mundo de los blogs en los que no se habla de la perfección, que sí está en las bitácoras de las egobloggers -de quien me río bastante-, sino de la imperfección pero tomada con mucho humor. Reírse de uno mismo es lo más sano del mundo. Además, a veces creemos que somos las únicas que no celebramos San Valentín, que hacemos mil horas a cambio de un sueldo miserable o que los tíos nos contestan con monosílabos y te das cuenta que no estás sola. Muchísimas personas me escriben y me dicen: «A mí me pasa lo mismo». En cambio, con la vida estupenda que se muestra en Instagram nadie se identifica, sólo es algo aspiracional aunque por ello también tiene éxito.

¿Destacarías alguna anécdota que recordaras de tus inicios?

Cuando empecé y tenía muy pocos seguidores, una chica me escribió y me dijo que ella se sentía superidentificada. Había estudiado derecho y no había manera de encontrar trabajo. Había estudiado un máster para ver si así tenía más oportunidades y consiguió algo como becaria y tenía casi 30. Había invertido muchísimo en formación pero después no se traducía en ingresos. Es la historia de nuestra generación y un poco lo que quiero reflejar en el blog sin ir de víctima ni con dramatismos. Por otro lado, he recibido correos de chicos que me dicen que les encantaría conocerme y que les parezco una tía interesante por lo que escribo… Es muy halagador aunque en la vida real si ligo, si no lo descubren, nunca digo que tengo un blog porque tengo miedo que se asusten.

¿Qué te han aportado los blogs, bueno y malo?

Creo que sólo me ha dado cosas buenas. Hay seguidores que tengo la sensación que ya les conozco porque siempre me comentan y me dan su opinión. Y la función de psiquiatra, el blog la hace de un modo sobresaliente. A veces estoy deprimida porque algo del trabajo ha salido mal o no cuaja nada con un tío potable pero veo los comentarios de la gente y las visitas y me olvido de todo ello. Es como si un montón de gente te está apoyando porque pasan por lo mismo que tú. Quizá lo negativo es que es muy adictivo y a veces pierdes mucho el tiempo pero es una buena inversión.

Si no tuvieras un blog, ni existiera la herramienta como tal, ¿qué harías?

Supongo que escribiría un diario como Bridget Jones o una columna como Carrie Bradshow pero lo bueno del blog es que tienes el feedback de inmediato. También aprendes qué gusta y qué le interesa o preocupa más a la gente.

Si tuvieras que elegir una red social en lugar del blog, ¿cuál elegirías? ¿Por qué?

La mayoría de visitas de mi blog me llegan a través de Facebook y la mayoría de publicaciones online te dirán que también es su principal fuente de tráfico. Sin embargo, en Twitter puedes narrar tu punto de vista mejor (si no tienes blog) y el feedback con la gente es mayor y más instantáneo. Creo que me quedaría con Twitter.

¿Qué planes tienes de futuro con respecto a tu blog?

Me gustaría abrir un perfil en Instagram. Aunque yo no soy muy buena con las fotos y mi móvil es un poco caca, pero veo que todo el mundo está allí y puede darme mucha visibilidad. No creo que tarde.

¿Lees otros blogs habitualmente?, ¿nos recomiendas alguno?

Recomiendo el de Lucía Be. A mí los blogs de madres no me gustan (como es obvio, no soy su público objetivo) pero ella sabe contar tan bien las historias con sus hijos (nada ñoñas) y además habla también de las mujeres, de sus días negros, rojos y azules, siempre con optimismo pero sin ser una fabulosa de la vida. Tiene mucho encanto a la hora de narrar sus historias y sus ilustraciones son lo más. El de La Chica de los Jueves también creo que está muy bien escrito y cuesta encontrar blogs bien escritos. Me gusta mucho también el de moda de Garance Doré. ¡Qué vida más interesante! Una vez vino a Barcelona a hacer un speech y me encantó.

¿Dónde podemos leerte, en qué otros blogs escribes?

Sólo en el el mío. Siempre me propongo hacer dos post a la semana y la mayoría de veces sólo consigo subir uno, así que imposible colaborar con más (de momento).

Muchas gracias, Isa Pi.

_____

También puedes seguirla en Twitter y Facebook.