Loading... (0%)

Rebeca de Torres (La cocina de Rebeca): «Tener un blog es un compromiso»

21 noviembre 2016
rebeca de torres

Cada vez más los periodistas se lanzan al mundo de los blogs, como una forma de continuar desarrollando contenidos. Un buen ejemplo de ello es Rebeca de Torres, que decidió compartir las recetas que le gustaban y que aprendía de su familia en La cocina de Rebeca. Un espacio tan cuidado, que no para de crecer, que ya ha sido reconocido siendo finalista de los premios Bitácoras, en la categoría de blogs gastronómicos.

¿Cómo comenzaste en el mundo de los blogs? ¿Fue una iniciativa propia u te picó el gusanillo otros blogs?

Abrí el blog en el verano de 2011. Me quedé en el paro y, al tener más tiempo libre, pensé que sería buena idea. Soy periodista y me apetecía probar otros formatos. Lo que no tenía claro era la temática, la verdad. Me decidí por la cocina porque pensé que sería una buena forma de tener recopiladas recetas de mi madre, de mi abuela y otros platos que me gustaban.

¿Cómo empezó a interesarte el mundo de la gastronomía?

Cuando me fui a vivir con mi chico empecé a cocinar de vez en cuando y me enganchó. Ves que haces platos que gustan, te vas animando y eso te lleva a probar cada vez recetas más elaboradas, a querer aprender técnicas, a conocer otros alimentos… Es un círculo vicioso, cuanto más sabes, mejor cocinas y más quieres aprender.

¿Destacarías alguna anécdota que recordaras de tus inicios?

Me hicieron mucha ilusión los primeros comentarios en el blog y los primeros emails preguntando dudas. ¡Yo no era ninguna experta! Abrí el blog para mí, para recopilar recetas. La verdad es que la evolución es tremenda: ahora veo las fotos de los primeros post y… ¡uf!

¿Qué te han aportado los blogs, bueno y malo?

Para mí, tener un blog es un compromiso. Cuando lo haces como afición, nadie te obliga a publicar con una frecuencia determinada, pero si no eres constante, la gente no te sigue, no ves resultados y, al final, lo dejas. Lo peor es la cantidad de tiempo que requiere cada post para salir adelante: hay que pensar la receta, comprar ingredientes, cocinar, emplatar y montar un escenario, hacer las fotos, tratarlas, escribir el texto, publicar en redes sociales. Es un tiempo que tienes que quitar de hacer otras cosas. Lo mejor, sin duda, todo lo que he aprendido en estos 5 años, no sólo de cocina, también de diseño gráfico, fotografía… y la gente que he conocido gracias al blog.

¿Qué ha supuesto para ti el ser finalista de los premios Bitácoras este año?

La verdad es que aún no me lo creo. Me parece que es un altavoz, una buena oportunidad para llegar a más gente y seguir creciendo. La nominación también supone que te hagan más caso, la verdad. Y es un aliciente para mejorar cada día y tratar de hacer las cosas aún mejor.

Si no tuvieras un blog, ni existiera la herramienta como tal, ¿qué harías?

Seguramente tendría un montón de recetas en hojas sueltas, por ahí guardadas, y en algún cuaderno que nunca encontraría, y seguiría llamando a mi madre para que me recordara las cantidades de los ingredientes para hacer crema pastelera. Quizá seguiría cocinando espaguetis con tomate, pollo asado y poco más… o habría encontrado otro espacio en el que aprender y enseñar a cocinar. ¡Quién sabe! Lo que seguro no tendría es la cocina y la despensa de mi casa llenas de mil y un cacharros e ingredientes.

Si tuvieras que elegir una red social en lugar del blog, ¿cuál elegirías? ¿Por qué?

Cada red social tiene cosas que me gustan y otras que no. A través de Facebook llegas a mucha gente, porque casi todo el mundo tiene cuenta, pero su famoso algoritmo lo pone cada vez más difícil si no pagas por promocionar tu página. De Twitter me gusta la inmediatez, pero es bastante probable que se te escapen muchas cosas, porque va todo muy rápido. De vez en cuando grabo vídeos para Youtube, llegan muy bien porque la gente quiere cada vez contenidos más ágiles, pero la verdad es que suponen muchísimo tiempo y trabajo.

Si tuviera que elegir sólo una, me quedo con Instagram: fotos bonitas e inspiradoras y buen rollo en general. Además, para publicar recetas está bien porque el texto puede ser lo largo que necesites. Echo de menos que sea más fácil compartir las publicaciones, aunque también tiene algo bueno: no ves mil veces repetido lo mismo, como ocurre en otras redes.

¿Qué planes tienes de futuro con respecto a tu blog?

A medio plazo me gustaría dedicarme a él de manera profesional, aunque soy consciente de que es complicado. Como he dicho antes, soy periodista, y me apetecería encarrila mi carrera al periodismo gastronómico: tener más tiempo para publicar otros contenidos, no sólo recetas. Visitar restaurantes, empresas vinculadas a la alimentación, descubrir tendencias, viajar para conocer otras culturas gastronómicas, seguir dando talleres… De momento, voy paso a paso.

¿Lees otros blogs habitualmente?, ¿nos recomiendas alguno?

Leo muchos, bueno, más que leer, echo un vistazo, cojo ideas, me inspiro. En España hay muchos muy buenos. Me gustan La receta de la felicidad y El invitado de invierno, por sus fotos. Me río leyendo El Comidista. Salto de receta en receta en Webos fritos. Me encanta tumbarme en el sofá y disfrutar viendo blogs extranjeros, franceses, italianos, con estéticas preciosas. Podría estar horas comiendo con los ojos.

¿Dónde podemos leerte, en qué otros blogs escribes?

Publico 2-3 veces por semana en La cocina de Rebeca, una vez al mes en Club de Malas Madres, y de vez en cuando preparo recetas para que las publiquen blogs de marcas. Podéis leerme en los blogs de Naturarla, Lecuine

Muchas gracias, Rebeca.

_____

También puedes seguirla en Twitter, Facebook, Instagram y YouTube.