Loading... (0%)

Un bloguero «de rechupete»

26 noviembre 2012

En muchísimas ocasiones, al ver una suculenta receta nos imaginamos cómo debe saber y pensamos que debe estar de rechupete. Sin embargo, pensar eso dentro del mundo de los blogs sólo puede referirse a una persona y a un espacio: Alfonso López y sus Recetas de Rechupete. Toda una referencia dentro del mundo de los gastroblogs, ya que todo el tiempo y la calidad que le ha dedicado se ha visto convertido en dos libros de cocina, entre otras cosas.

Si debemos de hablar de éxito dentro del mundo de los blogs, Alfonso no debe faltar.

¿Cómo comenzaste en el mundo de los blogs?

Fue algo que surgió de casualidad: a mi pareja no le gusta cocinar y yo le preparaba lo que llevaba en un tupper para el trabajo (en Madrid lo de venir a comer a casa es misión imposible) y los compañeros empezaron a pedirle las recetas. No eran cosas raras, yo hacía platos sencillos, de toda la vida. Ella les daba mi correo electrónico, pero llegó un momento en que las peticiones eran bastantes y pensamos en meterlo en un blog. Así empezó.

¿Cómo empezó a interesarte la gastronomía y, más concretamente, cocinar?

Siendo un niño y a las faldas de mi abuela Lucrecia, casi todos los recuerdos asociados a la cocina son muy felices: eran momentos de familia, donde todos nos juntábamos para hacer cualquier cosa, desde pan, unas rosquillas para la fiesta de la Magdalena, una sencilla empanada o un cocido para 20 personas. De ahí mi afición.

Luego, como suele pasar en la universidad, estás fuera de tu ciudad y quieres comer lo que sueles comer en casa, desde esas lentejas de tu madre al arroz que borda mi padre: pides las recetas y empiezas a experimentar.

Ya en Madrid comenzaron los cursos y las clases con más técnica; la formación continua como forma de ocio me encanta, suelo ir a un curso de cocina al mes y desde hace dos años intento formar yo a gente con algún tema que domine bien, como por ejemplo el mundo de las empanadas gallegas. Tiene bastante éxito.

¿Destacarías alguna anécdota que recordaras de tus inicios?

La mayoría de las recetas un poco complejas que preparaba en mi época universitaria en Santiago acababan en la basura. Recuerdo mi primer bizcocho en un horno de gas que nunca funcionaba bien, que al final nos lo comimos con cuchara, por no tirarlo, no subía el condenado ni para atrás, aunque de sabor no estaba mal.

En el piso compartía cocina con Rubén Amorín, otro cocinillas con el blog Ni mata ni engorda: al final, los dos acabábamos cocinando cosas sencillas y sin complicaciones, que es la base de mi cocina y de cualquier cocinillas que se precie.

Es ahora cuando hay una evolución en las recetas: yo creo que estoy creciendo con la parroquía rechupete, la gente que me sigue desde hace 4 años empieza a pedir una cocina un poco más complicada, aunque la mayoría de las recetas son para gente que está empezando.

¿Qué te han aportado los blogs, bueno y malo?

Sólo cosas buenas. Para mí sean de cocina o de otro tema son ya una forma de informarme y de formarme de manera habitual: hay miles de profesionales aportando y compartiendo sus conocimientos de manera accesible y rápida.

Además puedo decir que de los blogs, lo mejor es la gente que esta detrás: tengo grandes amigos gracias a este mundillo. Yo recomiendo a todo el mundo que ponga un blog en su vida.

¿Y cómo surgió el publicar dos libros de recetas? ¿Qué tal la experiencia?

Lazamos el primer ebook, Comer bien a diario, hace justo un año, un trabajo de recopilación, fotografías, retoques, edición e ilustración, un curre de la leche pero que se vio recompensado con un primer puesto en Amazon y en iTunes durante más de ocho meses en las familias “manuales” y “estilos de vida”. Siempre pensamos en que el ebook debía ser barato, 4,99€; ahora está a la mitad y creo que la jugada nos ha salido bien.

Comercializar con éxito los contenidos del blog reconvertidos en ebook ha servido para saltar al mundo editorial tradicional y publicar en papel. Nos llegó una oferta en 2012 por parte de Laurousse para hacerlo en papel y ya casi hemos vendido la primera edición, esperamos la segunda en 2013.

Al final, convertir el contenido del blog en ebook, nos ofrece a nosotros o a cualquier bloguero la posibilidad de darse a conocer a un público diferente e incluso sacar rendimiento económico adicional.

Hace un mes hemos editado el segundo, Postres de rechupete, 80 recetas para endulzarte la vida. Vamos a ver como evoluciona y las posibilidades para el próximo año: no creo que nos quedemos en el segundo, ya tenemos pensado ideas para un tercer libro. Y próximamente sacaremos Comer bien a diario en inglés para el mercado de EEUU, esto es primicia absoluta, a ver que nos depara 2013.

Si no tuvieras un blog, ni existiera la herramienta como tal, ¿qué harías?

Seguiría con mi cuaderno de recetas de toda la vida apoyado con las redes sociales actuales: desde Facebook, Google+, Flickr y Pinterest puedes crear tus propias carpetas que son casi como el propio blog. De hecho, cada vez más me apoyo en ellas para organizar y compartir.

¿Qué planes tienes de futuro?

2013 va a estar cargado de cosillas nuevas, proyectos que se están cerrando y muchas novedades, pero lo mejor es que lo veáis en Recetas de rechupete. Vamos a dejarlo en el aire para picar un poco la curiosidad, ¿no?

¿Lees otros blogs habitualmente?, ¿nos recomiendas alguno?

Leo menos de los que debería, me falta tiempo: al final he elegido aquellos a los que estoy acostumbrado, que son los tengo en el blogroll del blog. Aunque gracias a Twitter cada día veo uno u otro y voy archivando en favoritos. Hay gente muy buena haciendo un trabajo increíble, cada vez con más nivel y más profesional.

¿Dónde podemos leerte, en qué otros blogs escribes?

Me centro en el blog, Recetas de rechupete, aunque de vez en cuando colaboro en Tapas&Blogs con algún artículo y en 365cities recomendando algún restaurante o lugar de Madrid que me gusta.

_____

También puedes seguirle en Twitter, Facebook, Google+, Flickr y Pinterest.