Loading... (0%)

Fernando Tellado: «El coworking es un espíritu abierto»

30 mayo 2017
fernandot

Sabíamos de la faceta de Fernando Tellado como experto en WordPress y todo lo que ello conlleva: blogger, profesor, autor del libros sobre esta materia…   Pero no es única faceta: también le reconocemos por su espíritu emprendedor. Una buena muestra de ello es BrainWare, el espacio de coworking que acaba de abrir en Collado Villalba, sobre el que charlamos con él para saber más sobre este nuevo proyecto y sobre el espíritu de esta forma de enfocar el trabajo por parte de freelances y pymes.

¿Cómo surgió la idea de abrir BrainWare, un espacio de coworking, en Collado Villalba?

Yo soy un usuario apasionado de los espacios de coworking, por lo que suponen de colaboración con otros profesionales, por lo innovadores y, por supuesto, también por lo que suponen de falta de compromiso con el espacio y el considerable ahorro de costes, algo fundamental para un freelance o una pyme.

Así que, aunque trabajo hace años desde casa sin problemas, quise algo más y me puse a buscar, descubriendo que no había ningún coworking real en Villalba, solo business centers que se anunciaban como coworking pero que no eran más que meros alquileres de oficinas.

Así que me lié la manta a la cabeza y me dije ¿por qué no abro yo el primero y ofrezco también a otros todo lo bueno de un coworking? Dicho y hecho, en 3 meses estaba viendo locales, me metí en obras en cuando encontré el sitio ideal y abrí hace pocas semanas.

¿Cómo era tu percepción del coworking antes y después de este proyecto?

Igual la verdad, aún no entiendo como no hay colas a la puerta de todos los coworking: tienes mucho más que en un despacho propio, sin compromiso de permanencia, con toda la flexibilidad y servicios, sin fianzas, y en unos entornos que animan a la productividad.

Todo el que lo prueba, salvo raras excepciones, repite.

¿Se puede decir que hay un espíritu coworking? ¿Cómo lo definirías?

Totalmente, como te decía antes si pruebas un coworking es raro que vuelvas a trabajar, al menos de manera permanente, en casa o en despachos tradicionales. Son tantas las ventajas que es incomparable.

Un coworker sabe que el coworking es un espacio adaptado a sus necesidades cambiantes, pues cualquier autónomo y pyme de este país sabe que no todos los meses son iguales, y no tiene sentido meterse en unos elevados costes fijos cuando su mercado no es así.

En eso el coworking es ideal, no solo no pagas fianza sino que vas cuando quieres, sin compromisos, con la alta conectividad garantizada, aprovechando las oportunidades que te ofrece trabajar junto a profesionales de otras disciplinas, aprendiendo, creciendo.

Es un espíritu abierto, justo lo contrario que la falta de espíritu de centros de negocios y despachos cerrados.

¿De qué manera el coworking se está convirtiendo en una forma de emprendimiento en tiempos de crisis?

Montar un coworking no es una broma, si quieres ofrecer un espacio que cumpla con el espíritu coworking la inversión es grande, debes ofrecer buenos puestos de trabajo, un espacio inspirador, todas las prestaciones que uno espera en una oficina profesional, y todo ofrecido por una fracción de su coste habitual.

Vamos, lo que quiero decir es que no es el negocio que debes emprender si te quieres enriquecer pronto, pero tiene otros alicientes.

Por ejemplo, la comunidad de profesionales que se genera en un coworking enriquece a todos los miembros y surgen colaboraciones y proyectos que de otro modo habría sido imposible.

Ten en cuenta que quien se sienta a tu lado podría ser tu futuro programador o contable, quien lleve los asuntos legales de tu próxima startup o tu responsable de márketing, y lo bueno es que ya le conoces, sabes cómo trabaja y su capacidad de adaptación y espíritu emprendedor.

En este sentido sí que son espacios especiales que ayudan a todo tipo de profesionales a afrontar la crisis desde una perspectiva de invertir en lo importante y no gastar en lo superfluo, empleando la energía y los esfuerzos en rodearse de los mejores, detectar oportunidades y aprovecharlas cuando surgen, sin esperar a que te vengan a buscar.

Y un coworking es el espacio ideal para todo esto.

Para el emprendedor que abre un coworking se aplica todo lo anterior, además del hecho de ser el facilitador de este espacio de creatividad, negocio y oportunidades. Si además ganas algo de dinero pues fantástico :)

¿De qué manera un espacio de coworking es algo más que un sitio donde poder trabajar para los freelance?

Debe serlo, porque si no solo será una especie de oficina común low cost, y no es lo importante, aunque también lo es. Lo relevante de un espacio de coworking es que ofrezca servicios que generen conocimiento, impulsen el negocio de los coworkers y les ayude a prosperar profesionalmente.

En esto últimamente veo muchos coworking que abren solo para ofrecer los espacios, sin aportar valor añadido.

Es vital que el responsable del coworking lo dinamice, que anime a la colaboración, haga comunidad, ofrezca seminarios, talleres, encuentros profesionales que generen ese ambiente necesario para emprender.

Cada vez hay más pymes y empresas de todo tipo que, en vez de abrir nuevas oficinas, pagan un coworking a sus empleados, y no solo por el ahorro de tiempo y desplazamientos, sino porque en un coworking se es más productivo, es algo comprobado.

¿Qué piensas que puedes aportar, tanto a nivel local como a nivel global, en comparación con otros espacios?

En la sierra de Madrid quiero que todos los profesionales conozcan lo que de verdad es un coworking, que no son solo oficinas baratas y con una conexión a Internet de escándalo, que también, sino un lugar donde aprender, colaborar, encontrar oportunidades, y por supuesto trabajar de manera productiva.

En el coworking de Collado Villalba de BrainWare he querido ofrecer todo lo que he encontrado en los mejores espacios de coworking que he visitado y también evitar lo que no me ha gustado.

Desde que todo coworker tenga una silla adecuada para largas jornadas de trabajo, curiosamente algo en lo que pecan muchos coworking; que nadie se tenga que agachar a enchufar un dispositivo o la red, o pedir permiso a otro, facilitando conexiones de sobra en todos los puestos; que la conexión de alta velocidad sea simétrica para todos y a la más alta velocidad disponible en el mercado, para lo que he instalado un doble sistema que garantiza 300 mb de subida y bajada en cualquier situación, ofreciendo una conectividad para 40 coworkers que no se inmutaría ni en un evento en streaming con 500 personas (comprobado).

Y muchos detalles más, como la zona de relax con juegos y pizarra, proyector incluido por defecto en la sala de reuniones, café gratis, aparcamiento gratuito y hasta piscina y tenis y padel gratis para los coworkers, ahí es nada.

Por supuesto, todos los meses hay cursos, talleres y seminarios gratis para los coworkers, y para cualquiera que se quiera apuntar.

Me encantaría que abriesen más coworking en la sierra de Madrid, porque hacen falta, y así surgirían nuevas oportunidades para todos.

¿Cuál crees que es el futuro de los espacios de coworking?

Creo que el futuro de los coworking está en garantizar los básicos que los hacen diferentes y especiales, justo lo contrario de lo que leo últimamente por ahí de tratar de convertir los coworking en una especie de bistros con acceso a Internet.

Últimamente veo espacios que no son más que bares o cafeterías con Internet que se anuncian como coworking cuando no son mucho más que meros cibercafés cool, olvidando que un coworking debe ser un espacio para trabajar, y sí, parar a tomar algo, pero principalmente orientados a ofrecer un espacio de TRABAJO, motivador, innovador, que genere oportunidades, pero desde la perspectiva del trabajo, no un lugar de paso en el que molar un rato.

Sí será vital que en ciudades grandes se generen acuerdos entre los coworking para ofrecer disponibilidad y libertad a los coworkers, para que no se tengan que “casar” con un espacio, sino ir a varios que tengan acuerdos de colaboración, algo que en las grandes ciudades de los EEUU como Chicago se está haciendo hace tiempo con gran éxito.

En España hay iniciativas que van en ese sentido como la llamada “coworking Visa” pero falta que más gente apueste por ello.

Los coworking tienen tantas ventajas que se han convertido en el espacio de trabajo ideal para cualquier profesional, y tienen que seguir sumando en los elementos que los diferencian de los lugares de trabajo tradicionales.

Muchas gracias, Fernando.

_____

Puedes estar al día de las novedades de BrainWare en sus perfiles de Twitter. Facebook y LinkedIn.