Loading... (0%)

Vanesa Pérez Padilla (¿Y de verdad tienes tres?): «Conseguir el Bitácoras me da ganas de seguir»

09 enero 2017
vanesa perez padilla

Una psicóloga sin conciliar, madre de tres, madre especial y ciudadana del mundo: así se define a sí misma Vanesa Pérez Padilla, la autora del blog ¿Y de verdad tienes tres? Una interesante bitácora en el que habla de su experiencias vitales como madre, unas vivencias que merecen la pena seguir y que por ella ha conseguido el premio Bitácoras al mejor blog de Acción Social en 2016.

¿Cómo comenzaste en el mundo de los blogs? ¿Fue una iniciativa propia u te picó el gusanillo otros blogs?

Yo siempre he confesado que antes de abrir el blog no era consumidora de blogs de maternidad. Si acaso, alguno de series o de cine. Fueron más bien un cúmulo de casualidades que me llevaron a lanzarme a este mundo sin tener ni idea de nada, sin recursos, conocimientos, sólo curiosidad y ganas.

¿Qué te llevó a crear un blog y hablar sobre tu experiencia como psicóloga y madre?

Por un lado ver en Facebook un post enlazado de una madre de familia numerosa en la que me vi tremendamente reflejada y me dije «pero si este es mi día a día multiplicado por cien…» ,¿por qué no escribir sobre ello?

Por otro lado me encontraba en una situación personal compleja. Mi marido se encontraba en una comisión por trabajo fuera de España durante 8 meses y yo estaba sola, con los tres niños, el mayor con una discapacidad intelectual severa, sin poder trabajar fuera de casa y sin apoyos. Me encontraba muy desbordada y pensé que era una manera de dar salida a todo ese estrés, a liberarme emocionalmente.

De esta manera comencé a escribir sobre mis anécdotas como madre de familia numerosa pero también sobre mis experiencias con la discapacidad, y la crianza «especial» como una forma de desahogo pero también como una manera de visibilizar otras familias, otras realidades que están ahí pero suelen pasar desapercibidas.

¿Destacarías alguna anécdota que recordaras de tus inicios?

Absolutamente todo lo relacionado con la plataforma del blog. Yo comencé la casa por el tejado, buscando en Google “como hacer un blog”. Ya ves. Ni idea de que era eso de html, links ni nada de nada. La vida misma me costó crearlo y ni te digo publicar.

Es que no tenía ni idea de nada. De hecho, la de veces que publiqué posts vacíos, o borradores, muero de vergüenza.

Claro, nadie leía lo que escribía, pero para eso había que compartir (obvio)… Luego, al crearme la fanpage, retomar Twitter y tal, mi vida cambió.

Una de las primeras propuestas de colaboración que me llegó vino acompañada de un montón de palabros que me sonaban a chino, pero claro, no iba a preguntar, por favor. Vi pasar la vida ante mis ojos sin saber muy bien cómo iba a salir de esa entre anchor text, SEO, lickbuilding y alcances…

¿Qué te han aportado los blogs, bueno y malo?

A ver, malo nada pero por decir algo, quizás el exceso de dedicación en un momento determinado en el que llegaba a perder la noción del tiempo, tanto escribiendo como leyendo. Yo creo que todos, llegado un momento, nos dejamos llevar por esa dinámica y las redes que van asociadas, pero también llega un momento en el que tomas conciencia y retomas la cordura. Ahora planifico más y gestiono mejor mi tiempo. En cuanto a lo bueno… todo lo demás. Me dio la oportunidad de superar un bache emocional importante. ¿Cómo? Dándome una razón, un motivo para trabajar en algo que me ilusionase. Es muy frustrante estar muy cualificado y no poder trabajar fuera de casa porque te ves obligada a elegir entre tus hijos y tu trabajo, además de lo que supone tener un hijo con lesión cerebral. Encontré algo que me llenaba a otros niveles al margen de la maternidad y que me llevó a conocer otras historias. También pude conocer personas que con el tiempo desvirtualicé y se convirtieron en amistades, que supusieron en un momento determinado un gran apoyo. He aprendido muchísimo de otros tipos de familias, de crianzas, de historias personales y he tenido la inmensa suerte de dar voz a algunas de esas familias, lo que es algo muy grande y de una gran responsabilidad.

¿Qué ha supuesto para ti el ganar el premio Bitácoras?

Un gran reconocimiento -aún increíble- a un trabajo constante de difusión, divulgación, de trabajo a costa de sueño y tiempo de ocio. Mi objetivo de visibilizar a las familias con discapacidad o enfermedades raras se convierte en un proyecto que un certamen ha decidido que es digno de recibir un premio a su labor de acción social. Me da ganas de seguir y de agradecer cada día a todos los que han ido conformando esta comunidad que encuentra su extensión en las distintas redes sociales vinculadas al blog.

Si no tuvieras un blog, ni existiera la herramienta como tal, ¿qué harías?

Entiendo que te refieres en relación al contenido del mismo, ¿no? Supongo que me dedicaría a escribir, porque siempre me ha gustado, aunque sin saber dónde llegarían mis escritos. Me imagino que habría encontrado otra motivación porque no concibo lo que hago hoy por hoy si no es mediante esta vía.

Si tuvieras que elegir una red social en lugar del blog, ¿cuál elegirías? ¿Por qué?

Sin duda Facebook. Me da pie a escribir sin límites, a interactuar muchísimo con la comunidad, a compartir sin perderme en un timeline… Me gusta mucho.

¿Qué planes tienes de futuro con respecto a tu blog?

Seguir en la misma línea, posiblemente añadiendo secciones que ya tengo en mente y tratar de encontrar colaboraciones, claro está. Me encantaría poder profesionalizarlo pero para ello hace falta tiempo y un proyecto muy claro. Y bueno, un libro es algo que siempre ha estado en mi mente, nunca se sabe.

¿Lees otros blogs habitualmente?, ¿nos recomiendas alguno?

Leo muchos blogs. Date cuenta que me muevo por Madresfera, que es la red de blogs de maternidad/paternidad en español con más de 3.700 blogs registrados. Imagina lo que día a día puedes encontrar allí. Sería injusto recomendar uno en concreto porque hay blogs maravillosos de todas las temáticas, que a ver, mundo, los papás no sólo hablamos de bebés… hablamos de cine, frikismo, cocina, moda, música, educación, psicología, diversidad, manualidades, emprendedores, solidaridad… os invito a descubrirlos.

¿Dónde podemos leerte, en qué otros blogs escribes?

Me podéis leer en ¿Y de verdad tienes tres? y desde allí enlazar en las diversas redes. Allí mismo podéis ver todas las colaboraciones que he realizado: he sido colaboradora en Mamá y maestra, además de La Escuela de padres de Gololo y Toin durante este año.

Muchas gracias, Vanesa.

_____

También puedes seguirla en Twitter, Facebook, Instagram y YouTube.